viernes, 10 de agosto de 2012

Mensajes de texto salvavidas y 10 ideas para la política 2.0


Por: Nehomaris Sucre

En los tiempos actuales con el auge de Faceboook y Twitter existe la tendencia a subestimar el poder de los mensajes de texto que otrora –a principios de Siglo- fuesen el boom entre grandes y chicos. Sin embargo, para Nancy Lublin los SMS son uno de los implementos más importantes a la hora de salvar vidas. 

La Señora Lublin es la Directora General de DoSomething.org, organización sin fines de lucro destinada a vincular a adolescentes a temas y causas que le sean de interés.  Hace un tiempo cuando Lublin comenzó a enviar mensajes de texto con la finalidad de ayudar a adolescentes a través de su organización, lo que halló  fueron cientos de respuestas por parte de ellos, siendo muchas de estas respuestas confesiones sobre sus problemas que iban desde autoflagelación, maltrato en el colegio hasta abuso sexual. 

Nancy cuenta que a partir de ese momento encontró en los mensajes de texto una forma de salvar a jóvenes en peligro y además los datos proporcionados por los adolescentes a través de los SMS, coadyuvaron a configurar una suerte de base de datos destinada a la formulación de planes para la prevención de esos flagelos, de este modo, por un lado se les brinda apoyo a los adolescentes en situación de riesgo y por otra parte se toman medidas preventivas para que otros chicos no pasen por la misma situación.

Para Lublin, los adolescentes tuvieron la disposición de hablar sobre sus problemas gracias a sensación de anonimato que proveen los SMS. Por mensaje de texto nadie les escucha desde una cabina telefónica, ni conoce sus nombres reales ni ve su rostro, esto hace que el joven se sienta más seguro.

Ahora bien, ¿Qué tal si en todo el potencial de los SMS se escondieran los secretos más poderosos de la política 2.0?, en este breve post no pretendo darle respuesta a esta interrogante, sin embargo les dejo 10 seductoras ideas para la política 2.0 apoyada en los tan queridos mensajes de texto:

1- Llegar a la persona y no  a la multitud.
Los SMS, ofrecen la ventaja –a diferencia de las redes sociales- de hacer que el receptor internalice le mensaje como algo destinado a él y no a una masa difusa, en tal sentido serían provechoso en campañas electorales a fin de crear la sensación de cercanía entre el candidato y sus seguidores. Por supuesto, para esto es necesaria una base de datos previa, con los números telefónicos del público destinatario.

2- No es sólo dar, también hay que recibir.
Es inadecuado ver al destinatario del mensaje de texto como un mero recipiente de propaganda, en cambio, resulta más provechoso a concebirlo como un potencial proveedor de datos e información útil a fin de mejorar una campaña electoral, evaluar una política pública, formular planes y estrategias, etc.

3- No asfixiar.
Resulta muy tedioso recibir una veintena de SMS al día relacionados a  eventos políticos y propaganda electoral, así como mensajes oficiales. Por más necesarios que sean, Hay que ir con calma. Que sea el mismo público quien proporcione señales de a qué ritmo debemos ir.  

4- Hay espacios donde la apertura es válida y otros donde no lo es.
Hay que saber discernir entre momentos y temas en los que requerimos respuesta del público y otros donde no se requiere. Tal vez para mensajes de organismos oficiales en el marco de políticas públicas de concienciación no siempre sea imperiosa la respuesta del público, posiblemente hasta insultos pudieran recibirse, por lo tanto las líneas desde las cuales se envían los SMS deben ser cerradas, contrariamente a cuando se trata de mensajes de campaña electoral, donde interesa mucho la opinión del público. Por supuesto todo va a depender de las circunstancias.

5- Los mensajes deben ser cortos y precisos.
No se deben dar muchas vueltas en el asunto, no se debe escribir un testamento ni se deben usar palabras probablemente desconocidas por los destinatarios.  Mientras más breve, mejor.

6- Se debe hacer uso de palabras y frases agradables.
Las personas tienen a relacionar el mensaje con el emisor, por lo tanto, el mensaje debe ser agradable, para dar la misma impresión sobre el emisor. Por ejemplo, en lugar de escribir “Dile no a la muerte”, debe escribirse “Dile sí a la vida”

7- Procesar datos es descubrir información.
Cada respuesta debe vaciarse en una base de datos, estos deben ser procesados y un experto debe analizar la información obtenida a fin de usarla a favor del candidato, del partido o de la política pública a favor de la cual se trabaja.

8- No colgar los guantes antes de tiempo.
 No dejar la táctica a medias, si se desean grandes resultados hay que ser constantes.

9- Los SMS son algo, no lo son todo.
Los mensajes de texto son solo un eslabón dentro de la cadena de tácticas y estrategias para posicionar a un candidato, una política pública o una idea. No deben descuidarse otros flancos. Es casi imposible que una persona conquiste un puesto de gobierno haciendo uso únicamente de los mensajes de texto. 

10- Se deben enlazar los mensajes de texto a otras herramientas del mundo digital.
El mensaje debe ir vía SMS, pero también a través de las redes sociales, blogs y páginas webs. Sin embargo, los mensajes de texto deben redactarse de forma que parezcan más orientados a la persona que al grupo a diferencia de lo que se escriba vía Facebook o Twitter.